Saltar al contenido
Decoración Japonesa

Cómo son los jardines japoneses

jardines japoneses

Los jardines japoneses toman elementos de la naturaleza para crear un auténtico oasis de paz y tranquilidad lleno de significado espiritual, por eso son mundialmente conocidos y visitados.

Jardines Zen

Tanto si te gusta la cultura japonesa como si no, seguro que has visto cómo es un jardín japonés. La calma y la espiritualidad que transmiten son difíciles de olvidar y, por eso, los japoneses aprovechan cualquier espacio para tener y cultivar uno.

Así las cosas, no es raro que recreen jardines de este tipo en casas, alrededor de los templos y capillas, o en parques públicos. Sin embargo, la mayoría de los jardines japoneses eran privados y pertenecían a la nobleza y aristocracia.

Son muchas las referencias que tenemos en Occidente de este tipo de espacios naturales gracias, en parte, a las fotos de jardines japoneses que inundan la red. La comercialización y popularización de los jardines zen también han tenido parte de culpa.

Los jardines zen japoneses se encuentran, generalmente, dentro de un cajón y contienen una pequeña planta, arena y un rastrillo para removerla. Este tipo de jardines en miniatura están hechos para que los occidentales alejen el estrés de su vida diaria.




jardines zen

Los jardines japoneses de Japón se han ganado fama internacional debido a su singularidad, su paisaje cuidado y la calma y tranquilidad que transmiten a todo aquel que los visita.

En un mundo globalizado como el nuestro, no es de extrañar que algunas ciudades occidentales también hayan optado por este tipo de paisaje para sus parques diseñados por expertos en la materia.

Entre los jardines más famosos están el Ryoan-Ji Zen de Kioto, uno de los jardines japoneses zen más populares, que contiene 15 rocas. Su peculiaridad reside en que sólo 14 rocas se ven, sea cual sea el ángulo desde el que se mire.

Otro de los jardines japoneses más conocidos y que está considerado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es el jardín japonés Kokedera o ‘Templo del Musgo’. En él encontramos más de 120 tipos de musgo y es tal su fama, que se debe reservar plaza para visitarlo por correo postal.

Ciudades occidentales con jardines japoneses zen

Los occidentales parecen fascinados por los paisajes japoneses que muchas veces aparecen en las películas y en fotos. Por eso, no es de extrañar que varias ciudades europeas hayan decidido crear jardines japoneses pequeños abiertos al público.

En Irlanda, por ejemplo, existen infinidad de jardines orientales. Un de este tipo de arquitectura botánica en Irlanda es el ‘Jardín Japonés de Tully’, construido en la época eduardiana.

Para su elaboración y diseño se importaron una serie de plantas, árboles y piedras desde Japón y se recreó en él una casa de geishas.

jardin japones en casa

Otro de los jardines japoneses irlandeses que, sin duda, merece la pena mencionar es el jardín japonés de Kildare. Es un jardín japonés irlandés algo más pequeño de lo habitual para ser al aire libre.

En este espacio podemos contemplar una casa del té. Este jardín destaca por su puente rojo, que es muy fotografiado por los seguidores de los jardines japoneses en Irlanda.

Dentro de la Mansión de Powerscourt, a 25 kilometros de Dublin, se encuentra otro de los jardines japoneses irlandeses más conocidos.

Los jardines japoneses de Powerscourt tienen, además elementos típicos de la arquitectura paisajística japonesa como una cascada y una pérgola para descansar.

Jardines asiáticos en España

En nuestro país también existen multitud de jardines chinos y japoneses.

En Alhaurín de la Torre, Málaga, se encuentra el jardín japonés ‘Bienquerido’. Es un parque que conserva parte de elementos de un jardín japonés tradicional.

Así, en él encontramos pagodas, puentes de color rojo y hasta una puerta ‘Torii’ que simboliza el paso al mundo espiritual y que es muy utilizada en los templos japoneses.

Otro de los jardines japoneses en España que cabe destacar es el del parque Yamaguchi en Pamplona, Navarra, uno de los jardines más logrados.

Esta ciudad está hermanada con la nipona de nombre homónimo y es por eso que las autoridades decidieron construir un parque en su honor.




jardines japoneses pequeños

Se trata de una superficie verde situada casi en el centro de la ciudad. Tiene elementos tradicionales que conforman un jardín japonés como un palafito, un estanque, una cascada y mucha vegetación típica nipona que representan las cuatro estaciones de la naturaleza.

En Alcobendas, Madrid, encontramos uno de este tipo de jardín de pequeño tamaño, dentro de los jardines de La Vega. Junto a él se encuentra el Museo del Bonsái, un árbol típico incluido en los jardines japoneses interiores.

Significado de los jardines orientales

La cultura japonesa se ha visto influenciada durante milenios por la cultura china, debido a las ola migratorias de asiáticos al país.

Los jardines japoneses también están influenciados por esta cultura y el primer jardín japonés se consideró arte importado por la religión budista durante la época Heian.

Los jardines japoneses, que en un principio eran meras copias de los jardines chinos, han ido desarrollando su propio estilo conforme se han sucedido las épocas, hasta alcanzar los diseños actuales de jardines japoneses modernos.

Estas copias de jardines orientales eran retransmitidas a través de cuadros de jardines japoneses y chinos e imágenes de espacios naturales que los monjes budistas traían desde China.

jardines japoneses zen

Si has visto imágenes de jardines japoneses te habrás dado cuenta que tienen como objetivo reproducir la belleza y la esencia de la naturaleza.

En un espacio limitado, crean jardines interiores japoneses utilizando tres elementos clave: las rocas, las plantas y el agua. Son lugares destinados a la relajación y a la contemplación, que transmiten serenidad y una completa armonía con la tierra.

Estos lugares, aunque sean mini jardines, representan el camino espiritual del hombre mediante elementos naturales como las rocas, árboles y agua.

Tipos de jardines de Japón y sus épocas

Existen, principalmente, cuatro tipos de jardines japoneses. El primer jardín se construyó aproximadamente en el año 600 Antes de Cristo en la isla de Honshu y, desde entonces, su evolución ha sido constante.

Los primeros jardines japoneses fueron concebidos por los monjes budistas: éstos pensaban que el buda Amida vivía al oeste, más allá del mar que separaba el mundo de su residencia.

jardines japoneses cerezos

Así, se comenzaron a incluir lagos y pequeñas islas con imágenes y representaciones de Buda; también construían puentes que simbolizaban las dificultades y el camino que los mortales debían recorrer hasta alcanzar el nirvana.

En esta época el jardín era una herramienta de enseñanza para los monjes. Debido a esta creencia, a estos jardines japoneses se les llamó ‘Jardín Paraíso’.

Los jardines zen japoneses o ‘Jardines secos’ nacieron con la llegada del budismo Zen, que defiende una vida sencilla y promueve la meditación para aclarar la mente.

Esta filosofía cambió los paisajes de jardines japoneses, que a partir de entonces, sirvieron de ayuda a la meditación. Los jardines zen están compuestos por arena, que simboliza el océano, y diferentes piedras que vienen a significar islas.

Las marcas que se hacen con el rastrillo son similares a las olas del mar. Son pequeños jardines japoneses ideales para decorar cualquier rincón de casa. También puedes colocar estos jardines japoneses en terrazas ya que soportan bien los cambios de temperatura.

Estas pequeña recreaciones son una referencia en el mundo. Al no tener agua, ni cascada, el mantenimiento es mínimo y son ideales también para recrear jardines interiores.

fotos de jardines japoneses

Durante las siguientes épocas, los jardines japoneses pasaron a ser parte de la ceremonia del té. Así se llamaron ‘Roji’ o ‘Jardín del té’. Se trata de jardines japoneses pequeños, creados por los niwa-shi o paisajistas.

Se componen de pequeños jardines japoneses comunicados entre sí por un camino de piedras, que guían al invitado hasta la casa tradicional donde se celebra dicha ceremonia.

Son muy simples y, aunque ya se empiezan a intuir elementos decorativos como las linternas de piedra, se busca una estética minimalista, propia de la filosofía de los jardines zen japoneses.

Ya entrados en el período Edo, los jardines japoneses se transformaron en elementos de disfrute y contemplación. La mayoría de los jardines japoneses modernos son como éstos, llamado ‘Jardines de Paseo’.

Los diseños de jardines japoneses de paseo son variados y su característica principal es que el paisaje cambia según se desplaza la persona por el jardín. Además, incorporan elementos como las flores de colores.

Elementos que encontramos en los jardines zen

Todos estos tipos de jardines japoneses tienen en común una serie de elementos decorativos.

Las rocas:

Son casi el elemento central e imprescindible tanto del jardín como de las creencias japonesas. La disposición de las piedras es lo que marca el posterior diseño de jardines japoneses.

La armonía es muy importante en estos espacios naturales, especialmente en los jardines zen; por eso, elegir las rocas adecuadas es una tarea difícil teniendo en cuenta que todas sus características como el tamaño, color y forma cuentan para la composición final.

El papel y la función que adoptan las piedras en el jardín japonés se ha transmitido oralmente.

La piedra es el elemento clave en la religión sintoísta, la mayoritaria en Japón. Se cree que las rocas son la casa de espíritus religiosos.

No son objetos sólo inanimados y son tratadas con respeto por los creyentes. Eran colocadas, en general, por sacerdotes para evitar caer en desgracia y enfermar.

Muchos diseños de jardines japoneses han sido construidos siguiendo el Sakuteiki, un manual del siglo XXII para la creación y diseño de jardines japoneses.




jardines orientales

Las rocas representan islas o montañas y suelen estar solas sobre una extensión de agua, musgo o arena que simboliza el mar.

La más especial de todas, y también la más grande, se llama ‘Monte Shumi’ y es considerada por los budistas como el eje del mundo.

El ‘Monte Hōrai’, es también una piedra grande rodeada por agua, colocada en un estanque a la que se llega mediante un puente. Es la metáfora del paraíso. En los jardines zen, las rocas más grandes están colocadas sobre arena o gravilla.

Los árboles y plantas:

Los árboles de hoja caduca como los arces, el cerezo y el ciruelo japonés son las variedades que más habitualmente se encuentran en los jardines orientales.

La presencia en los jardines japoneses de cerezos, tiene que ver con el aspecto efímero de la vida, ya que las flores del cerezo después de florecer, se dispersan con el viento.

Las hojas que se han caído al suelo quedan sin recoger para que, pasado un tiempo, se conviertan en musgo. Un elemento muy característico también de los jardines japoneses.

Entre los árboles de hoja perenne cabe destacar el pino negro, que representa la eternidad y la estabilidad en la cultura japonesa.

imagenes de jardines japoneses

Otro de los árboles resistentes que está presente en los jardines japoneses es el bambú. Muy extendida es la leyenda de que, en caso de terremoto, los japoneses deben resguardarse en el bosque de bambú ya que, a pesar de su dureza, son muy elásticos.

En cuanto a las flores, son un elemento que se ha ido añadiendo más tarde, a medida que se han ido creando jardines japoneses modernos.

Todos los jardines japoneses se basan en el ikebana para sus arreglos florales, que consiste en la composición armoniosa y en la mezcla de no menos de tres colores de flores.

Nunca cuatro tipos o nueve, ya que estos números traen mala suerte para los japoneses. Entre el tipo de flores que se utilizan en los jardines japoneses modernos encontramos la camelia o azalea.

El agua:

Este elemento se encuentra en el jardín japonés en forma de lago, cascada o fuente (llamadas tsukubai). En el budismo, el agua acumula energía cuando está en movimiento: supera obstáculos, corre hacia el lago o se queda retenida.

Es vista como una metáfora de lo que es la vida del hombre en el mundo terrenal y representa el paso del tiempo. Es símbolo de purificación y utilizada para limpiarse las manos antes de ir a los templos.

En las aguas de muchos jardines japoneses podemos encontrar las denominadas carpas o ‘Koi’. Según la leyenda si una carpa conseguía llegar al principio de la cascada se transformaba en dragón.

La presencia de estos peces en el estanque significa que el ser humano conseguirá atraer la paciencia y persistencia.

jardines de japon

Las plantas acuáticas que predominan en los jardines japoneses son los nenúfares y la flores de loto: las flores grandes y rosas que están encima de los nenúfares sólo duran 24 horas abiertas y para la religión budista, representa el renacer después de la muerte en el paraíso.

Otros elementos:

Entre otros elementos que integran el diseño de jardines japoneses modernos, encontramos estructuras hechas en piedra y madera.

La linterna o Tōrō, es utilizada para iluminar la ceremonia del té al atardecer. Antes se construían en metal o madera pero, en los jardines japoneses modernos ya se empiezan a construir en piedra y contienen una cubierta superior para recoger las hojas caídas.

jardines asiaticos

El puente se ha construido, muchas veces, en madera y se ha pintado posteriormente de rojo. No es raro ver, tampoco, puentes de piedra en jardines japoneses construidos al aire libre y en terrazas.

Esta estructura simboliza el paso y la unión entre el mundo terrenal y el paraíso, ya que muchas veces sirve para conectar la orilla con el ‘Monte Hōrai’.

Existen otras edificaciones que, sin duda, habrás identificado en fotos de jardines japoneses como las pagodas y casas del té, los pabellones de descanso e incluso algún templo sintoísta escondido entre la vegetación.

Son sin duda elementos construidos con una utilidad concreta para no perturbar la simplicidad y el minimalismo de los jardines japoneses.

Imágenes de jardines japoneses

En esta galería vas a encontrar fotos de diferentes diseños de jardines, haz clic en una de ellas para ampliarla y a disfrutar: